Back to top

Iglesia de Mulluri

Localización: 
Arica y Parinacota, Arica, Camarones
Referencia Localización: 
Pueblo de Mulluri
Categoría: 
Monumentos Históricos
Tipología: 
  • Inmueble
  • Equipamiento
  • Religioso / Ceremonial

Emplazada en el pueblo de Mulluri, en la comuna de Camarones, constituye un testimonio físico de las antiguas culturas andinas, desde la Tiahuanaco hasta la Aymara.
El conjunto arquitectónico comprende la iglesia nueva, la pequeña iglesia antigua, los templetes y el cerco que define la plaza. Su data de construcción es indeterminada, pero se estima en el siglo XIX. Se presume fue levantada con la participación de "maestros mayores", "maestros constructores" y "maestros artesanos". El diseño y construcción se insertan dentro del estilo mestizo andino.
Posee una orientación de oriente a poniente. Está hecha en adobe (barro y paja), su techo es de vigas de cactus y paja, el piso es de greda cocida. Sus muros son de adobe y piedra, en su interior se aprecian pinturas que representan diferentes situaciones bíblicas, en los que hay presencia de figuras altiplánicas, quedando de manifiesto el sincretismo cultural fuertemente arraigado en el mundo Aymara.
La Iglesia nueva está compuesta por una única nave -de forma rectangular simétrica-, el campanil (dos campanas de bronce) adosado a la nave y un pequeño modulo también adosado que es utilizado como bodega. La iglesia pequeña antigua, denominada también oratorio, se ubica en la parte posterior de la iglesia nueva, es una construcción de 23,04 m2 adosada a la pirca que conforma el cerco. Carece de techumbre, quedando solamente en pie sus muros y contrafuertes. Los dos templetes denominados calvarios o novenas, se ubican frente a la fachada principal de la iglesia nueva, dentro del espacio del atrio. El cerco construido en pirca de piedra, que delimita y encierra todo el conjunto, conforma la plaza o atrio. Este último es de suma importancia pues ahí tiene lugar la procesión de la festividad, lo que confirma que el ritual trasciende al espacio físico.
En la fachada principal se encuentra el portal de acceso, constituido por un vano de puerta en arco de medio punto. Esta fachada es la única que posee elementos ornamentales, los que le entregan características propias de la Influencia barroca.
En el interior de la nave destaca el retablo del altar, el cual sostiene siete hornacinas para siete imágenes, ubicadas simétricamente a partir del eje central, determinado por aquella que contiene "el Milagro".
La simplicidad de su plástica y los simbolismos que contiene, constituyen un legado de la cultura Aymara, dotando a la Iglesia de Mulluri de un gran valor arquitectónico e histórico, valores por los que en el año 2005 fue declarada Monumento Nacional en la categoría de Monumento Histórico.
En la actualidad, la Iglesia de Mulluri acoge la religiosidad de sus habitantes y se mantiene como un centro religioso activo.