Back to top

82% de avance registra catastro georreferenciado de bienes patrimoniales alterados para enfrentar recuperación

Imagen de 82% de avance registra catastro georreferenciado de bienes patrimoniales alterados para enfrentar recuperación

Iniciativa liderada por el Ministerio de las Culturas y realizada junto a otros servicios en todas las regiones del país arroja 319 monumentos públicos y 881 inmuebles patrimoniales alterados.

Se están catastrando tanto los monumentos nacionales como los inmuebles y zonas de conservación histórica con el propósito de levantar costos, tiempos y vías de financiamiento para la recuperación.

Jueves, 16 Enero, 2020

Alrededor de 100 profesionales se están desplegando por todas las regiones del país para avanzar en el catastro georreferenciado de alteraciones y daños a bienes e inmuebles patrimoniales tras el 18 de octubre liderado por el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio y que se realiza en conjunto con otros servicios públicos y los equipos regionales de patrimonio. Hasta ahora se ha catastrado el 82% de las zonas prioritarias y se estima que durante enero debiera culminar el proceso.

Las últimas cifras indican que en las zonas definidas como prioritarias se han registrado 319 monumentos públicos y 881 inmuebles patrimoniales con algún nivel de alteración, es decir 1.200 en total. Respecto a los inmuebles patrimoniales, la cifra incluye tanto monumentos nacionales- monumentos históricos e inmuebles en zonas típicas- como bienes protegidos por plan regulador que son los inmuebles y zonas de Conservación Histórica.

 

Esta información será clave para levantar los costos, tiempos y las vías de financiamiento para apoyar y encauzar la recuperación de estos bienes patrimoniales, proceso en algunos casos, especialmente de algunos monumentos públicos, va a implicar también instancias de participación, análisis y diálogo entre diversos actores y las comunidades.

 

Respecto al detalle de las cifras, de los 319 Monumentos Públicos (MP) alterados, la mayoría presenta varios tipos de afectaciones juntas. Los Monumentos Públicos se refieren a la estatuaria, placas o bustos conmemorativos que se encuentran en el espacio público. En particular 282 presentaron rayados con aerosol, esmalte o tienen elementos adheridos. Asimismo se registraron daños de nivel medio a grave en 59, con deformación, pérdida de piezas, fisuras, grietas y pérdida de material.  Y finalmente, 46 presentan daños graves como retiro total, reemplazo, colapso o quema. En general los Monumentos Públicos alterados se concentran en la Región Metropolitana, seguida de Coquimbo y Valparaíso.

 

Respecto a los 881 inmuebles patrimoniales con alteraciones, se dividen en 443 inmuebles protegidos por ley de monumentos nacionales (160 Monumentos Históricos y 283 inmuebles de Zonas Típicas); y por otra parte se catastraron alteraciones en 438 inmuebles protegidos por la ley general de urbanismo o plan regular (inmuebles y zonas de Conservación Histórica).

De los 160 Monumentos Históricos (MH) alterados, la mayoría (149) muestran daños menores como rayados o vidrios rotos y el resto registra daños más graves por amagos de incendio o incendios. La Región Metropolitana concentra la mayor cantidad de monumentos con rayados (79), seguida de Valparaíso (14), Antofagasta (13) y Coquimbo (10). Cabe hacer presente que la Metropolitana es la región con mayor cantidad de monumentos históricos a nivel nacional.

En este catastro sistemático se utilizan fichas especialmente diseñadas para este efecto y se implementa a través de una aplicación digital de levantamiento de datos en terreno, diseñada para dispositivos móviles como teléfonos celulares o tablets, lo que permite la actualización de la información en línea y en tiempo real, la que se carga en una plataforma común e interoperable.

Cada bien patrimonial es ingresado con una ficha que incluye información específica como la identificación del bien o inmueble (localización exacta, categoría de protección, uso, posible existencia de seguros comprometidos), descripción y cuantificación de alteraciones (incluyendo  el tipo y porcentaje de daño, la materialidad de las piezas y otros indicadores) y registros fotográficos que, al mismo tiempo, servirán como registro histórico.

 

Esta iniciativa se enmarca en una mesa de trabajo intersectorial para la recuperación patrimonial, convocada por el Ministerio de las Culturas a través de la Subsecretaría del Patrimonio Cultural y que reúne a los ministerios de Vivienda y Obras Públicas, la Subsecretaría de Desarrollo Regional, la Asociación Chilena de Municipalidades, además de la Secretaría Técnica del Consejo de Monumentos Nacionales (CMN) y el Centro Nacional de Conservación y Restauración (CNCR).