Back to top

Casa Kuschel

Localización: 
Los Lagos, Llanquihue, Puerto Varas
Dirección: 
Klenner 299
Categoría: 
Monumentos Históricos
Tipología: 
  • Inmueble
  • Residencial
  • Vivienda

La Casa Kuschel está emplazada en la ciudad de Puerto Varas. Corresponde a un clásico ejemplo de la arquitectura desarrollada por colonos alemanes, particularmente bajo la tipología Chalet. Su construcción data entre los años 1915 y 1917.
La casa propiamente tal posee una superficie construida de 796 m² en un terreno esquina de 1168 m². La casa de un piso y soberado presenta un zócalo de piedra que absorbe el desnivel del terreno y que está habilitado como subterráneo. Su edificación se compone de una estructura de entramado de roble, con muros entablados en horizontal en primer nivel y vertical en segundo nivel. Cuenta con un torreón sostenido por dos grandes tímpanos, que articula los dos volúmenes del inmueble, donde se produce justamente el acceso. Un volumen oriente poniente (nave principal) con frente con hastial, y un segundo volumen perpendicular al anterior con frente con hastial. Su techumbre es una cúpula de inspiración bizantina revestida de metal, que remata en una rosa de los vientos. Al interior del predio, adosado hacia el oriente se encuentra una edificación menor, correspondiente al garaje. El predio cuenta con áreas de jardines bien conformadas.
Su estilo es marcadamente ecléctico con una fuerte influencia alemana. Neogótico en los soportes de los aleros y cenefas, y neoclásico en tratamiento de ventanas. Su ornamentación está constituida por una mixtura de distintos elementos: contraventaciones, pináculos, jabalcones, pilastras esquineras, además del jambaje de puertas y ventanas. Además presenta balcones, galerías y miradores.
Originalmente su edificación respondió a la necesidad residencial de la familia Franz Joseph Kuschel Gaber. Actualmente es utilizada como oficina. Este cambio de uso comprometió una serie de intervenciones al inmueble durante los últimos años. A comienzos de 1990 la casa fue restaurada y, durante los años 2005 y 2007, el inmueble se acondicionó como para el uso de oficinas. En este periodo se habilitó el subterráneo y soberado, se repararon las cubiertas e incorporó aislación térmica y termopaneles. Además, se reinstalaron todos los servicios básicos del edificio.
Pese a las transformaciones, el estado actual de conservación del inmueble es bueno. Únicamente el torreón y algunos balcones presentan problemas de desaplome y de nivelación.