Back to top

Acantilados Federico Santa María

Localización: 
Valparaíso, Valparaíso, Valparaíso
Referencia Localización: 
Laguna Verde
Categoría: 
Santuarios de la Naturaleza
Tipología: 
  • Flora y Vegetación

En la localidad de Laguna verde, Región de Valparaíso, se encuentran los acantilados Federico Santa María. Esta zona costera comprende una superficie aproximada de 295,5 ha., las que se caracterizan por un alto valor ambiental. Estos Acantilados junto al resto del Fundo Quebrada Verde, fueron donados en 1915 al Estado por la Junta de Beneficencia de Valparaíso. Esta obra fue promovida por don Federico Santa María, empresario chileno, filántropo y benefactor de la Universidad que lleva su nombre. Se pensaba en esta época proyectar un gran parque de descanso y recreación ciudadana. Tal proyecto no se concretó y los terrenos pasaron por propiedad de diversos organismos públicos, siendo el último el Fondo Nacional de Salud (Fonasa), dependiente del Ministerio de Salud. Esta institución tuvo hasta el año 2011 la gestión administrativa del área. Uno de los principales atributos de la zona es la diversidad de su flora, que se relaciona con la concentración de distintos tipos de ecosistemas. Por una parte, destacan los ejemplares de ambientes precordilleranos como el Oreganillo y Menonvillea linearis; de zonas más húmedas como Yerba del Pasmo y Lun; y de ambientes costeros como Pircún, Pata de Guanaco, Salicornia fruticosa, Chupalla, Orquídea del Campo, Quisquito, Quisco Costero y Lirio del Campo. Además se constituye como el límite sur de la presencia de especies Tupa y el límite norte del Pasmo y Menonvillea linearis var Virgata. Sin embargo, mucha de la flora existente se encuentra con problemas de conservación a nivel nacional según CONAF. Las catalogadas como escasas son la Centella, Tabaco Cimarrón, Flor del Minero, Cheilante, Lun, Orquídea, Orquídea del Monte y Orquídea Gavilú. Las clasificadas como vulnerables son el Quisco Costero, Orquídea del Campo, Orquídea del Monte, Violeta, Añañuca, Culantrillo, Chagual, Lirio del Campo, Papayo Silvestre y Lúcumo. Por último, las especies raras son el Arrayán de Hoja Roja, Petrillo y Naranjillo. Otra de las características de la zona es su alto valor desde el punto de vista de la diversidad de su fauna. Dentro de ella sobresalen especies amenazadas, catalogadas como vulnerables según CONAF, tales como Coipo, Zorro Chilla y Culebra de Cola Larga. También cobija especies en peligro como el Chungungo, Güiña y Torcaza. Asimismo, el lugar presenta una gran riqueza de su avifauna, como el Chincol, Chirigüe, Diuca y Semillero. Cada una de estas características convierte a los Acantilados en un punto estratégico de conservación de la biodiversidad, siendo uno de los sitios prioritarios de la Región de Valparaíso, en relación a la Estrategia Nacional para la Conservación de la Biodiversidad establecida por la CONAMA. Para asegurar la protección de este importante reducto, los Acantilados Federico Santa Maria fueron declarados el año 2006 Monumento Nacional bajo la categoría de Santuario de la Naturaleza. Dentro de los objetivos de este proceso fue, siguiendo la idea original del terreno, establecer un parque público para el uso recreacional, turístico y educativo para la ciudadanía. Primeramente se proyectó el Parque Eco - Cultural Quebrada Verde, como una obra para el Bicentenario. Se planificaron y ordenaron aproximadamente 100 hectáreas del fundo con infraestructura para uso por parte del público visitante. A principios del 2010 se inauguró esta primera etapa. Actualmente el Parque Quebrada Verde es administrado por la Ilustre Municipalidad de Valparaíso y pretende constituirse en el mediano plazo como la zona natural más relevante del borde costero de la Región de Valparaíso.