Back to top

Escultura “El cuarto mundo” vuelve a su lugar en el GAM

Imagen de Escultura “El cuarto mundo” vuelve a su lugar en el GAM

Una reinterpretación de la obra de Carlos Ortúzar, perdida tras el golpe militar, fue construida por la misma maestranza en que se trabajó el original. El secretario técnico del CMN, Erwin Brevis, valoró la alianza público privada que permitió la instalación.

Lunes, 2 Septiembre, 2019

En 1972, en un esfuerzo de miles de obreros, el Estado levantó el edificio para recibir a la Tercera Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo en el Tercer Mundo, conocido como UNCTAD III. Pero el proyecto no fue solo pensado desde la arquitectura e ingeniería, sino también desde el arte y la artesanía. Así, 35 artistas dispusieron sus obras alrededor de la construcción, convirtiendo en un museo el espacio público, para goce y disfrute de toda la ciudadanía.

Sin embargo, después del golpe militar en 1973, la mayoría de las obras fueron sacadas y la mayoría siguen perdidas. Por eso, en el marco de la 14° Bienal de Artes Mediales, la escultura del artista chileno Carlos Ortúzar llamada “El cuarto mundo” fue reinterpretada y construida por la maestranza Jemo, la misma que hizo la obra original. Y fue instalada, 46 años después, en su lugar original: dando la bienvenida en la entrada norte de la torre Villavicencio, mismo espacio que hoy alberga al Centro Cultural GAM, uno de los espacios más relevantes y una de las instituciones colaboradoras del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio.

La pieza es de acero pintado al esmalte acrílico, tiene más de tres metros de diámetro y pesa una tonelada y media. Está construida en base de hormigón, tiene además círculos interiores móviles de aluminio. No estará reconstruida la fuente de agua de la escultura original, pero su confección permite la movilidad hasta la definición del uso del edificio Villavicencio.

En representación del Ministerio de las Culturas, el secretario técnico del Consejo de Monumentos Nacionales, Erwin Brevis, aplaudió la iniciativa y la alianza público privada que involucró al Ministerio de Bienes Nacionales, los curadores de la cuadragésima versión de la Bienal de Artes Mediales, el Centro Cultural Gabriel Mistral y la maestranza JEMO. “Desde el Consejo de Monumentos Nacionales, y por cierto desde el Servicio Nacional del Patrimonio Cultural, aspiramos a que experiencias como esta sigan replicándose a lo largo de todo el territorio, donde el trabajo de nuestros creadores sea relevado a las futuras generaciones, entendiendo su importancia como un patrimonio que nos permite la construcción de un mejor país”, dijo.

Felipe Mella, director ejecutivo de GAM, comentó la importancia de esta nueva pieza: “El rescate de esta obra viene a coronar el gran trabajo que hemos hecho este año con el rescate y restauración de nuestra colección de arte patrimonial. Dedicamos un presupuesto importante para restaurar algunas piezas con deterioro, trabajo que era muy necesario y que nunca se había realizado. También se está elaborando una museografía bilingüe para que nuestros visitantes conozcan su inédita historia y le sea más fácil entenderla”.