Back to top

Basílica de El Salvador

Localización: 
Metropolitana de Santiago, Santiago, Santiago
Dirección: 
Calle Huérfanos 764
Referencia Localización: 
Huérfanos esquina Almirante Barroso
Categoría: 
Monumentos Históricos
Tipología: 
  • Inmueble
  • Equipamiento
  • Religioso / Ceremonial

La Basílica del Salvador es un templo católico ubicado en la calle Huérfanos Nº 764, esquina calle Almirante Barroso, en barrio Brasil, en el centro de la ciudad de Santiago, Región Metropolitana.

Su construcción tiene origen luego del incendio de la Iglesia de la Compañía, en el que murieron cerca de dos mil personas. Al año siguiente, en 1864, el entonces Arzobispo de Santiago, Rafael Valentín Valdivieso, firmó un documento que mandaba a edificar una iglesia para el “Salvador del Mundo”, en honor a las víctimas del siniestro. El diseño del templo fue encargado al arquitecto alemán Teodoro Burchard y las obras comenzaron en 1874.

Cuando se detonó la Guerra del Pacífico en el año 1879, la construcción de la Iglesia se vio demorada. No obstante, la guerra se transformó en un hito que marcaría la historia de este templo, pues después de su victoria, los soldados chilenos llegaron a la Iglesia a rendir sus armas, construyéndose las puertas del altar mayor con la fundición de los cañones utilizados durante el conflicto.

La obra gruesa del edificio no fue finalizada hasta 1892. Por entonces, una imagen de la Virgen del Carmen fue instalada en el templo y el lugar se transformó en un santuario de veneración de la imagen y en el punto de inicio de la procesión de la Virgen hasta el año 1985.

El edificio, el primero de estilo neogótico que se levantó en Chile, fue construido con 40 metros de alto, 37 de ancho y casi 100 de fondo, y contó con crucerías en el cielo, arcos y pilares para dividir sus tres naves, y numerosos vitrales y pinturas religiosas. Sin embargo, pese a su notable arquitectura y decoración, fue diseñado por Burchard en albañilería simple, con macizos muros pero sin refuerzos que le permitieran resistir los fuertes movimientos sísmicos que cada tanto azotan la región.

Por eso, con el terremoto del año 1906, la Iglesia sufrió importantes daños, fundamentalmente las cubiertas, que tuvieron que ser reemplazadas por completo, cambiando la geometría del templo. Además, el sismo dañó la zona frontal y se cayeron algunos arbotantes, medios arcos típicos del estilo gótico.

El encargado de reparar los daños sufridos por la Iglesia fue el arquitecto chileno Josué Smith Solar, quien trabajó en el edificio entre los años 1928 y 1945. Smith instaló los primeros refuerzos de hormigón al interior de la Iglesia y además de trabajar en la reconstrucción, rediseñó completamente la fachada, en estilo gótico pero distinto del original; lo que puede apreciarse en las partes del templo que se encuentran estucadas, sin ladrillos a la vista, como era la construcción original.

Algunos años antes de que finalizaran las obras, en 1938, la Iglesia fue elevada al rango de Basílica por el Papa Pío XI, y casi cuarenta años después, en 1977, fue declarada Monumento Histórico.

Ya en 1985, la Iglesia se transformó en el símbolo de los daños ocasionados por el terremoto de ese año, pues entre otras cosas, se desmoronó el transepto y se cayeron dos pilares. Pese a que se iniciaron obras de reconstrucción, éstas nunca fueron finalizadas, y por el peligro que suponía para sus feligreses, la iglesia dejó de funcionar en el año 2004.

En ese estado se encontraba cuando el terremoto del año 2010 derribó parte de los muros oriente y poniente, dos columnas, un vitral y buena parte del cielo decorado y de los corredores exteriores; dejando el edificio prácticamente en ruinas.

Las obras de restauración fueron iniciadas en diciembre del año 2014, después de que una parte de la Iglesia se desprendiera con una lluvia cayendo sobre dos vehículos, y de que los vecinos del sector interpusieran un recurso para demoler el templo por obra ruinosa, que fue rechazado.

Su reconstrucción está siendo promovida por la Fundación Basílica del Salvador, y contempla, además de la restauración, la estabilización estructural del edificio y la instalación de aisladores sísmicos por debajo del templo, con el objetivo de protegerlo frente a nuevos movimientos telúricos. Sin embargo, el alto costo de las obras ocasionó que las mismas se vieran paralizadas a mediados del 2015, siendo reactivadas a comienzos del año 2016, después de que el gobierno comprometiera fondos para financiar la costosa reparación.

Referencias:
Arzobispado de Santiago. Cardenal Ezzati agradece el acuerdo de restauración de la Basílica del Salvador. 14 de enero de 2016.
http://www.iglesiadesantiago.cl/detalle.php?id=29962
El Mostrador. Corte de Santiago rechaza recurso de vecinos para demoler la Basílica El Salvador. 12 de junio de 2015.
http://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2015/06/12/corte-de-santiago-rec...
Juan Rodríguez. El Mercurio. El plan que promete rescatar a la Basílica del Salvador. 28 de septiembre de 2014.
http://www.plataformaurbana.cl/archive/2014/09/28/el-plan-que-promete-re...

Decreto 933 (1977)