Back to top

Palmar El Salto

Localización: 
Valparaíso, Valparaíso, Viña del Mar
Referencia Localización: 
Vía Las Palmas. Son cuatro sectores: Rodelillo, Alto Tranque, El Quiteno, Siete Hermanas.
Categoría: 
Santuarios de la Naturaleza
Tipología: 
  • Flora y Vegetación

En la comuna de Viña del Mar se ubica el predio denominado "Palmar El Salto", lugar que alberga la tercera población más numerosa de Palma Chilena (Jubaea chilensis) del país. Cuenta con más de 6.000 ejemplares de esta especie, la cual es considerada como "'vulnerable" según el Libro Rojo de la Flora Terrestre de Chile. Esta zona natural se caracteriza por poseer un rico ecosistema, concentrando a 234 distintos tipos de flora, en su mayoría endémica. Posee un sotobosque constituido por especies hidrófilas, esclerófilas y xerófitas, destacando en las quebradas especies como el peumo, boldo, litre, molle y helechos de los géneros Blechnum y Adiantum. En los lugares más húmedos es posible divisar ejemplares de nalca, mientras que en las laderas de solana, se encuentran el colliguay, quila, salvia, chagual y algunos ejemplares de temu, otra especie con problemas de conservación.
Además, destaca el área por su diversidad de fauna. Los mamíferos están representados por especies como el cururo (endémico de Chile), el degú y el zorro culpeo. Se hallan más de 35 especies de avifauna, entre ellas la perdiz, carpinterito, picaflor gigante, turca, tenca, diucón y jilguero. Los anfibios que predominan son el sapito de cuatro ojos y la rana chilena, considerada vulnerable por la UICN. Por último, los reptiles están conformados por la culebra de cola larga y lagartijas del genero Liolaemus.
Toda esta biodiversidad es gracias a una red hidrográfica de drenaje abundante, la que cuenta con más de 25 quebradas laterales que confluyen al cauce principal de flujo permanente, que a su vez es tributario del Estero Marga-Marga. A su vez, tal cualidad hídrica ha potenciado que el lugar se convierta en un atractivo turístico, gracias a conformaciones naturales como la "Poza de los Gringos".
Todas estas características conllevaron a que en 1998 una superficie de 328 hectáreas fuera protegida como Santuario de la Naturaleza. Éste se divide en 4 áreas: Rodelillo (Altos de Quinta Vergara) con 82 ha, Altos del Tranque (Forestal) con 26 ha, Quebrada Las Siete Hermanas con 54 ha y Quebrada El Quiteño con 166 ha.
Lamentablemente, esta zona ha sido permanentemente amenazada por incendios, los que alteran de forma profunda la biodiversidad del santuario. No sólo interrumpen los ciclos vitales de la flora, sino que además favorecen la proliferación de plantas invasoras. Los siniestros más extensos acontecieron en la década de 1980, especialmente entre los años 1986 y 1987. Uno de los últimos, en febrero del 2012, ocasionó la pérdida aproximadamente de un 30% del total de los ejemplares más que centenarios del palmar.